oler

Tamaños más pequeños de cantidad de comida en cada mordisco a menudo están vinculados a una sensación de sentirse lleno más pronto. Una nueva investigación publicada en abierto de BioMed Central revista, indica que los aromas fuertes inducen a tamaños más pequeños mordedura y sugiere que el aroma puede ser utilizado como un medio para controlar el tamaño de la porción.


Los mordiscos más pequeños están vinculados hacia una menor liberación de sabor por ser la proporción de alimento menor.

Investigadores de los Países Bajos han realizado un estudio en el que unos participantes comen un postre similar a la natilla, con diversos olores, cada uno. Siendo los resultados
que cuanto más fuerte es el olor, más pequeña es la porción que ingerimos.

Tal vez, de acuerdo con la idea de que bocados más pequeños se asocian con sensaciones de sabor más bajos en los alimentos y que, hay un circuito de retroalimentación inconsciente con el tamaño del bocado para regular la cantidad de sabor experimentado.

Este estudio sugiere que la manipulación del olor de los alimentos podría resultar en una disminución de la ingesta entre un 5-10% por cada bocado. La combinación del aroma con el control de porciones ingeridas, puede engañar al cuerpo haciéndole creer que esta lleno con una cantidad menor de comida.