idea

Por regla general, no somos asiduos a la práctica de ejercicio físico, bien porque no nos guste realizarlo en lugares cerrados, con máquinas, nos falta tiempo, motivación,…

Por ello, es recomendable encontrar una forma innovadora para conseguir nuestro objetivo. Es fácil encontrar soluciones alternativas y lo creas o no, también podemos quemar calorías de manera sorprendente y divertida con acciones habituales. La mayoría de ellas ni siquiera nos obligan a salir de la casa (aunque esto tampoco es recomendable).

Carcajadas: entre 10-40 calorías. reir

Puede parecer una tontería pero con la risa se pueden quemar calorías de manera rápida. Reír de 10 a 15 minutos, puede aumentar el gasto energético de 10 a 40 calorías por día. Interesante, sano, divertido… ¡qué más se puede pedir!

Caminar en el trabajo: entre 40-50 calorías.

Seguro que puede sacar unos minutos para no pasar en el escritorio todo el día. Dar un paseo ayuda a destensar sus músculos y le permitirá estirar las piernas. Además, puede probar a dejar su coche aparcado en un lugar no tan cercano a la puerta para obligarse a caminar un poco.

Limpiar la casa: entre 60-70 calorías.

A veces, llevar a cabo las tareas de limpieza puede parecer una carga aburrida, pero es un momento que hay que aprovechar por su eficacia cuando se trata de quemar calorías. Imagina que toda la torsión, el esfuerzo,… dará lugar a una figura delgada. Por ejemplo, podemos perder en torno a 70 calorías sólo por pasar la aspiradora durante 20 minutos. Increíble, ¿verdad?, ten en cuenta también el hecho de que ahorras tiempo haciendo dos cosas a la vez: la limpieza del hogar y el trabajo del cuerpo.

¡Baila!: entre 90-100 calorías.

Activarás los músculos del corazón, practicarás tus movimientos favoritos y puedes aprovechar para reír al mismo tiempo. Bailar durante 20 minutos puede hacerte perder hasta 100 calorías. Por lo tanto, ¡pon la música y deja que tu cuerpo se mueva!

* Estas cifras se han calculado para una persona con un peso de 58 kilogramos.