barriga

Como todos sabemos, las causas más comunes por las que aumentamos de peso son: los alimentos ricos en grasa, saltarse el desayuno y comer más por la noche, el estrés, la falta de sueño, beber demasiado alcohol, las bebidas azucaradas (gaseosas) y, por último, pero no menos importante, la inactividad física.

Sin embargo, a veces, cuando intentamos ajustar nuestras vidas a una dieta sana,  parece que no bajamos de peso, como si no diera resultado.

 

Si usted se encuentra en dicha situación, debe saber que puede deberse a alguna causa oculta, tal como condiciones médicas, que hacen que el proceso de pérdida de peso se convierta en una misión imposible:

1. Genética

A veces, el exceso de peso puede ser causado por los genes. Éstos pueden afectar al apetito, influir en el metabolismo y también, en la distribución de la grasa corporal. Por ello, habrá que tener en cuenta las posibilidades de padecer el mismo problema que, por ejemplo, nuestros padres.

2. Medicación

Ciertos medicamentos pueden hacer que aumentemos de peso: antidepresivos, medicamentos para la diabetes, los bloqueadores beta, pastillas para dormir y, en algunos casos, las píldoras anticonceptivas.

3. Anemia

Debido a la constante presión arterial baja que provoca ésta, se queman menos calorías que una persona normal sana. El tipo más común es la anemia ferropénica, que afecta a la glándula tiroides, por lo tanto, perder aunque sea un kilo parece imposible de llevar a cabo.

4. Hinchazón

El estreñimiento es la causa más común. No consumir suficiente fibra o la cantidad de agua recomendable, puede estropear toda su dieta. El Síndrome del intestino irritable también se asocia con inflamación. Lo importante es encontrar la causa exacta, ya que esta condición se manifiesta de forma diferente en las personas.

5. Resistencia a la insulina

Esta hormona es responsable de la absorción de la glucosa en nuestro cuerpo y estimula para convertir la glucosa en grasa. La resistencia a la insulina aparece cuando el cuerpo se muestra menos sensible a la insulina y comienza a producir más de lo que debería. Lo que significa que el cuerpo está produciendo más grasa. La insulina, en niveles altos, bloquea la liberación de la grasa de las células.

6. El hipotiroidismo

Las hormonas tiroideas son las que regulan nuestro metabolismo. Una deficiencia de hormonas tiroideas puede disminuir nuestro metabolismo y, por lo tanto, nos haría aumentar de peso. Sin embargo, el aumento de peso masivo no es muy común en el hipotiroidismo. Esta afección, generalmente, causa una acumulación excesiva de sal, que se traduce en retención de agua y, por consiguiente, subimos de peso.

Para terminar, el aumento de peso no debemos enfocarlo como si fuera nuestra culpa , pero hay maneras de prevenirlo. Todas y cada una de las condiciones mencionadas con anterioridad tienen una solución, por lo que no hay motivo para desesperarse. Consulta a tu médico si estás teniendo problemas para conseguir una pérdida de peso razonable y determinar a qué puede deberse.