eliminaciongrasaEl proceso de pérdida de peso puede acelerarse, en gran medida, si se siguen algunas pautas. Siempre es posible utilizar quemadores de grasa (es más fácil, pero no saludable) o puede utilizar métodos más saludables.

Aquí proponemos hasta 14 maneras para aumentar dicho proceso, con excepción de los ejercicios regulares.

 

1. Reduce la ingesta de calorías un 10% -15%.

La fórmula es simple, si comes menos se traduce en menos peso, pero todo ello con cuidado y control, ya que este paso puede reducir el nivel de energía. Además, una reducción exagerada de la ingesta calórica puede reducir la tasa de metabolismo.

En resumen, si se reduce la ingesta de calorías tendrás menos calorías para "quemar" y el cuerpo se verá obligado a utilizar la grasa acumulada como energía.

2. Consume hidratos de carbono complejos con verduras.verduras

En lugar de comer una taza de arroz, coma dos tazas de brócoli. O una taza de brócoli con media taza de arroz. Las verduras son más bajas en calorías, así que puedes comer más sin dejar de cumplir el objetivo diario de calorías.

3. Varía la ingesta diaria de calorías.

Pongamos el ejemplo de que tu meta es de 1500 calorías diarias. Puedes consumir todos los días 1500 calorías o, puedes alternar, consumiendo entre semana 1300 calorías y durante el fin de semana 2000 calorías.

De esta manera no te sentirás frustrado y serás capaz de seguir la dieta por períodos más largos de tiempo.

4. Consume grasas saludables.

La mayoría de las personas que hacen dieta intentan evitar las grasas (1 g de grasa tiene más calorías que 1 g de hidratos de carbono.) Pero nos encontramos con dos problemas:

  1. Algunas grasas son sanas y necesarias. Por ejemplo, los ácidos grasos omega-3, este nutriente esencial debe ser obtenido de los alimentos. Se debe limitar la grasa animal para prevenir problemas de colesterol e introducir aceite de oliva virgen extra, frutos secos o pescado en las comidas.
  2. El segundo problema es que la gente tiende a comer carbohidratos como arroz, pasta, cereales o patatas. Son una buena fuente de energía pero es necesario andarse con ojo respecto a las cantidades.

5. Reduce las grasas de origen animal.

Se deben consumir grasas, pero grasas buenas. Cuando se trata de lácteos, optar por semidesnatados. Incluso puedes caer en la tentación de comer un yogur 0% de grasa, ¿no? Algunas vitaminas necesitan grasa para ser procesadas por su cuerpo.

6. No te saltes comidas.

Cuando se quiere perder peso, no se puede tener éxito a menos que se tenga paciencia. No se consiguió el peso extra durante la noche. ¡No mueras de hambre! Come los alimentos necesarios.

Si te saltas comidas sólo conseguirás sentir más hambre. La mejor manera de evitarlo es organizar sus comidas cuando no tenga hambre y adecuarlas a su horario.

7. Dividir las comidas.

Después de calcular la cantidad de calorías diarias que se necesitan para lograr sus objetivos, debemos dividirlas en 5-6 comidas pequeñas. De esta manera su nivel de insulina será más baja durante el día y, junto con una ingesta calórica adecuada, es posible llegar a la meta en menos tiempo.

8. Aumentar la ingesta de proteínas.

Cuando se reduce la ingesta de calorías es posible que comiences a perder masa muscular si no se comen suficientes proteínas. La recomendación de la RDA para la proteína es de 0,8 g / kg, pero si hace demasiado ejercicio, puede que tengas que aumentar el consumo de proteínas a 1,5-2 g / kg, ya que el entrenamiento de resistencia y ejercicios de resistencia pueden romper la proteína muscular.

9. Bebe agua. agua

Un cuerpo deshidratado puede llegar a causar un ritmo de metabolismo lento, así que beba suficiente agua, pero sin exagerar, con dos litros es suficiente.

10. Café en el desayuno.

Debe consultar con su médico antes de usar el café en el programa de pérdida de peso. La cantidad exacta de cafeína necesaria para producir los efectos deseados varía de persona a persona, dependiendo del tamaño del cuerpo y el grado de tolerancia a la cafeína.

El consumo de cafeína no elimina la necesidad de dormir: sólo reduce temporalmente la sensación de estar cansado. La cafeína aumenta la capacidad de trabajo mental y físico.

11. Come carbohidratos complejos antes de realizar ejercicio.

Nueces, semillas, batatas, arroz integral, pan integral… pueden ser una buena fuente de carbohidratos complejos que le ayudarán.

12. No comas demasiado antes de acostarse.

Mucha cantidad de comida antes de ir a dormir se transformará en grasa, porque su cuerpo no podrá consumir todas las calorías ingeridas durante el sueño.

13. Pon sabor en tus platos.

Las especias picantes pueden aumentar su metabolismo. No hay que esperar milagros, pero pueden aumentar la termogénesis.

14. Come tu comida favorita.

No te saltes tu comida favorita cuando estés a dieta, incluso si es el helado o el chocolate, ya que puedes estar a dieta durante meses.

Puedes crear un sistema de recompensas y permitirte dos pequeños trozos de chocolate o un helado de fruta después de trabajar 15 minutos más en el gimnasio o después de perder 3 kg. De esta manera puedes controlar el tiempo, la cantidad, la frecuencia y la calidad de los “premios”.